¿Dieta DETOX?….

Buenos días a todos, puede ser que os preguntéis donde nos hemos metido, estamos mucho tiempo sin escribir una entrada, pero es que nuestro objetivo principal no es tener un blog diario o algo parecido, simplemente tenemos este blog para difusión de cosas que nos parecen importante que sepa la gente que no sabe nada de nutrición.

Hoy queremos hablar de una de las cosas que nos encontramos últimamente (casi siempre se da después del verano o después de las navidades). Os enseñamos una foto y fácilmente lo reconoceréis:

fasdf

Imagen de arriba: Esto es lo que podemos encontrar por la red.

O esto otro:

Sin título-1

Cada vez que leemos algo así, nos encontramos de esta manera:

Pues sí, hoy hablaremos un poco de estas dietas, tratamiento “detoxificantes” de nuestro organismo que tan necesarios “nos hacen creer que son”, sobre todo cuando hacemos un exceso.

Nos venden la falacia que necesitamos eliminar esas toxinas que consumimos y producimos cuando hacemos excesos en una comilona de cumpleaños por ejemplo.

¿Pero realmente lo necesitamos?

Es verdad que nuestro organismos, en ciertos procesos metabólicos, produce toxinas que son perjudiciales para nuestro propio cuerpo, pero recordad que la naturaleza es mucho más inteligente que nuestra propia raza y ya tenía previsto ese hecho. Nuestro cuerpo tiene órganos que se encarga de eliminar y “limpiarse” de esas toxinas que son perjudiciales. Esa misión es encargada a riñones, hígado, pulmones y piel.

Estos órganos, sino se sufre una patología grave, cumplen las funciones siempre y cuando llevemos unos hábitos de vida saludable, por ende una alimentación sana y equilibrada.

No es necesario pasar días comiendo solo fruta y verdura, no es necesario recurrir un día concreto a zumos de hortalizas de dudoso sabor y dudosa procedencia y no es necesario tomar algo extra para que nuestro cuerpo ya realice lo que tiene que realizar.

Es tan “fácil”, simple y barato, saber cómo controlar esos excesos que a veces se cometen (con un poco de educación nutricional es suficiente) y sobre todo hacer el resto de días las cosas más o menos bien.

Por lo que, a modo de conclusión, me parece muy acertado el título de uno de los post de la OCU, “Dietas DETOX: solo limpia la conciencia”. Sed críticos con los que os ofrecen, sed críticos con lo que os venden y elegiréis bien.

Feliz día a todos

Saludos

P.D.: Si queréis saber más del tema, os recomiendo leer estas entradas del blog de Juan Revenga:

Dos conceptos para el término ‘detox’: el válido y el absurdo

Intoxicarse y morir a base de desintoxicarse o el ir a por lana y salir trasquilado

Dieta depurativa: tan abundantes como absurdas

José María Martínez Pérez

Dietista- Nutricionista

@jmmp92

Tortilla de champiñones con cuscús

Cansado de comer siempre lo mismo, de no saber que hacer para comer, en alimenta2 queremos ayudarte a experimentar y a llenar de creatividad tu cocina y así llevar una alimentación sana pero a la vez divertida.

Hoy os traemos una receta interesante, alternativa  la tortilla de patata, os presentamos la tortilla de cuscús con verdura. Os animamos a que la probéis. En breves tendréis nueva entrada, mientras tantos ha practicar en la cocina!

Ingredientes

350 gramos de setas (champiñones, shiitake, boletus…) , 6 ajos tiernos, 80-100 gramos de jamón serrano en daditos, cantidad necesaria de hierbas provenzales, pimienta negra, sal, aceite de oliva virgen extra, 270 gramos de cuscús cocido, 8 huevos.

Elaboración

Limpia bien las setas y trocéalas, pela los ajos tiernos y córtalos en rodajas no muy finas. Pon una sartén a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra, saltea primero las setas salpimentadas al gusto, cuando se haya evaporado el agua de vegetación que hayan podido expulsar, incorpora los ajos tiernos, el jamón y las hierbas provenzales. Saltea unos minutos más.

Pon en un cuenco amplio el cuscús que ya tienes cocinado, tiene que estar bien suelto. Incorpora el salteado de setas y jamón y mezcla bien.

Puedes hacer una tortilla grande o tortillas individuales, en este caso, bate dos huevos por comensal en un plato y mientras se calienta la sartén para hacer la tortilla, a la que habrás añadido un hilo de aceite de oliva virgen extra, incorpora la parte proporcional del cuscús con setas.

Pon el fuego de la sartén a temperatura media y haz la tortilla como haces normalmente, si te gusta muy hecha el fuego deberá estar más flojo para que cuaje bien, si quieres que quede jugosa por dentro, menos hecha, hazla a fuego más alto. Dale la vuelta con un plato para que se haga por los dos lados, dejando la superficie ligeramente dorada.

Emplatado

Sirve la tortilla de cuscús y setas recién hecha, aunque como la mayoría de tortillas también está rica una vez fría. Puedes acompañarla con una ensalada para tener una comida completa.

Fuente de la receta: gastronomia&cia

José María Martínez Pérez

Dietista- Nutricionista

@jmmp92

Calabacín Relleno

Os traemos una receta fácil y rápida de preparar, para aquellas personas que no tienen mucho tiempo y no se pueden detener en la cocina. Al tratarse de una receta al horno, no requiere mucha atención mientras se esta haciendo.

Esperamos que la disfrutéis!!

INGREDIENTES:

  • 1 Calabacín
  • 1 Cebolla pequeña
  • 1 Tomate
  • 20 gr Carne picada (OPCIONAL)
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano
  • Aceite de Oliva

PREPARACIÓN

  • Precalentar el horno a 180ºC
  • Hervir el calabacín en abundante agua, partir a la mitad y sacar la pulpa con ayuda de una cuchara.
  • Picar la cebolla y el tomate en dados pequeños, así como la pulpa del calabacín una vez lo hayas vaciado.
  • Dorar en una sartén con aceite la cebolla, el calabacín, la carne picada salpimentada. Por último, añadir el tomate para dar consistencia. Rectifica de sal y pimienta y añade orégano. Pon un poco de mozzarella en esta mezcla.
  • Rellenar los calabacines con la mezcla bien salpimentada. Espolvorear la mozzarella por encima y gratinar unos 10 minutos.

¡¡¡ A DISFRUTAR!!!

P.D.: foto no es propia

José Mª Martínez Pérez

Dietista-Nutricionista

@jmmp22

¿Cómo empezar el día…?

Muchas son las preguntas que me llegan sobre una de las comidas más sobrevaloradas en los últimos tiempos:

El famoso desayuno.

¿Qué recomiendo yo? NADA, y no es que no hagas nada, simplemente que no creas lo que ves en la tele, en revistas o periódicos, y, sobre todo, no creas a la vecina del quinto que suele darte consejos cuando coincidís en el ascensor (esa vecina seguro que no es de fiar…).

Bromas a parte, el desayuno no es la comida más importante del día, pero sí es una de las ingestas que nos ayudan a mantener unos hábitos saludables, siempre y cuando se plantee de la manera adecuada.

Preocuparnos por el desayuno puede hacer que vayamos tomando conciencia en las demás ingestas, ya que realizando un cierto número de comidas al día, aunque no importa tanto el número, podremos reducir la ansiedad por comer, haciendo que las tomas se hagan de una manera más ordenada y, sobre todo, con la cantidad adecuada que necesitamos, no abusando tanto de alimentos que quizás no necesitamos.

Desde mi punto de vista, el desayuno, más que una toma “imprescindible”, es una gran ayuda si nuestro objetivo es la de obtener unos hábitos de vida saludable.

Partiendo de esta premisa, voy a hablar un poco de cómo utilizar esta ingesta de una manera correcta y con una elección adecuada de alimentos en unos pasos muy sencillos:

  • Olvídate de todo lo que veas en la sección de desayuno de cualquier supermercado. Todo lo que refleje en su paquete “especial para desayuno” es simplemente puro marketing.
  • Los “cereales de desayuno” no serían la opción más correcta, existen otros cereales, como la avena, espelta, centeno o cebada, en sus diferentes formas, que pueden ser una buena elección. También sería adecuado optar por el pan integral.
  • La leche ni es mala ni es buena, simplemente es un alimento más que podemos añadir a nuestro desayuno, siempre y cuando dispongamos de ella y nos guste, por supuesto. También podemos optar por los derivados (yogures, quesos, etc.) como sustitutos si lo que necesitamos es algo de lácteos.
  • Los frutos secos también serían una elección saludable.
  • Podemos inclinarnos por el arroz, algo de patata o pasta. Si esta última puede ser integral, mucho mejor.
  • Huye del azúcar, y por azúcar no sólo me refiero al azúcar que nosotros añadimos, sino al que cualquier alimento pueda contener. Para saber el azúcar que determinados alimentos contienen hay que leer la etiqueta nutricional, algo sobre lo que hablaremos en futuras entradas.
  • Acuérdate también de las frutas y las verduras, y por frutas no me refiero a zumos, sino a piezas de fruta. Si tienes opción, elige frutas y verduras de temporada y, si es posible, por frutas y verduras locales, serán las mejores.
  • Sal de la zona de confort que supone el desayunar todos los días lo mismo. Como bien dice un buen nutricionista, como es Juan Revenga en su blog, el cual os invito a seguir si estáis interesados en temas de nutrición, “a ver si serías capaz de comer todos los días lo mismo”… Pues plantéatelo en el desayuno.

Es difícil cambiar algo que esta tan arraigado a nuestra sociedad como es el desayuno compuesto por un lácteo, algo de pan con aceite y un zumo, pero no es imposible. A un servidor a veces también se le olvida salir de ese tipo de desayuno, sin embargo, en la medida de lo posible, intento evitarlo. Os invito a que hagáis lo mismo, y si estás leyendo esta entrada y tienes Twitter, te animo a que compartas con nosotros tu desayuno con la etiqueta #DesayunoAlimenta2 .

No obstante, no quiero que veáis a la industria alimentaria como la mala de la película. Esta industria tiene un objetivo claro, y no es otro que vender el mayor número de unidades de sus productos. Sin embargo, con unas pequeñas pinceladas de estos conocimientos, podréis ser capaces de distinguir qué productos podéis utilizar y cuáles son mejor evitarlos.

Pero si aún tienes dudas, siempre podrás contactar con un especialista, como puede ser un Dietista-Nutricionista. Seguro que tienes alguno a tu alrededor que pueda ayudarte, o también puedes ponerte en contacto con cualquiera de nosotros.

Aquí os dejo un breve resumen de todo lo comentado:

Imagen para el blogJosé María Martínez Pérez

Dietista-Nutricionista

@jmmp92